sábado, 20 de septiembre de 2008

Si un árbol...

Hoy pensé en ese cuento sobre el árbol que se cae en el bosque y que nadie lo oye caer. ¿Se cae verdaderamente si nadie lo oye caer?

Tendría que investigar más sobre el cuento y su razón der ser y a dónde lleva, pero pensé en toda la actividad de mi blog últimamente y los pocos lectores que tengo (o ninguno tal vez). Entonces, ¿para qué escribo verdaderamente si nadie me lee? ¿O es que escribo para mí, como ejercicio, pero uso esta herramienta?

No sé, tengo que pensar y volver.

Lo bueno de usar un blog es que no hay árboles que toque tumbar para papel. Y, lo prometo, el árbol de hoy no salió herido, era sólo un doble que contraté para explicar mi punto.

2 comentarios:

AMV dijo...

Jajaja. Hay unos sites en internet que te dejan contar las estadísticas de tu blog si quieres saber cuánta gente te lee. Yo nunca lo he hecho, y varias veces me he hecho la misma pregunta que tú, pero si te gusta hacerlo, creo que es una razón suficiente para conservarlo.

Carolina VK dijo...

¿Será? No, no sé, de pronto me obsesiono. Pero mira, ya tengo una lectora internacional. Eso me pone feliz.