jueves, 11 de junio de 2009

Mixed tape #3 - Cabin Fever

Es lo que le da a los piratas cuando llevan mucho tiempo en el mar, hace mal clima y deben estar encerrados. También es la razón de ser de The Shining: qué espíritus ni qué carajo, pura claustrofobia.

Síntomas: 1. Irritabilidad 2. Sueño, mucho sueño 3. Falta de atención y de memoria 4. Mirada perdida y ojos desorbitados 5. Cuando no da sueño, la persona en cuestión (o pirata) no se puede quedarse quieta y da vueltas en círculos.

Entonces, llegué acá con gripa, estuve encerrada el primer fin de semana sin televisión, libros o Internet; el radio solo sonaba en alemán; lo único parecido a un medicamento era un tarro de pepas de guaraná y lo que tenía para comer era pastel hecho en casa al que no me pude resistir. Más que Cabin Fever o The Shining, esta entrada debió llamarse Das Experiment. Lo bueno es que no tengo escorbuto


4 comentarios:

natalia dijo...

Por la selección, veo que te sientes un poco encerrada... Creo que todavía estás muy recién llegada y que es importante que le des tiempo a esta nueva experiencia. Vas a ver que finalmente será buenísima.
¡Cuídate del escorbuto!

e l e n a n o dijo...

Tu mal es el escorbuto o las hemorroides...
Lo importante es que no te de pañalitis, por que eso si sería la jodida muerte.
Qué bueno que a alguien se le ocurrio regalarte guaraná. O era fruit de la passion...

ángela cuartas dijo...

Jajajaja, pañalitis, jajajaja. Cuando yo iba adonde mi hermana las primeras veces, me daba pañalitis!!! Pero ya sé cómo hacer para que no me dé. Es no ponerse shorts y listo. Solo faldas o pantalones muy amplios. Caro, espero que estés mejor, te pienso mucho.

CarolinaVK dijo...

Últimamente Ana, mi amiga del alma a quien quiero y adoro, se ha ocupado en hacerle creer al mundo que tengo ciertas enfermedades que la verdad no tengo y que, en verdad, ella está tan suceptible a contraer como yo. Es más, tal vez más porque es su casa no se comen verduras.

Ana, yo todavía te quiero, pero no sé que pensar de esta nueva actitud. Jajaja.
Dile a Ricardo que las pepas de guaraná están buenísimas.

Besos a las tres.