lunes, 14 de julio de 2008

Mi cine, no el de los otros

A mí nadie me ha preguntado, pero quiero responder. Más como ejercicio de memoria que cualquier otra cosa. También para ver en qué estoy hoy. Va a ser un ejercicio raro, pero bueno, está bien.

1. ¿Recuerda qué se siente ir a cine por primera vez?
La verdad no. Tengo una idea de una memoria que incluye a mi papá (que es el que me ha mostrado por primera vez todas las cosas que más me gustan, como el rock, el chocolate y los libros), una película de Los Pitufos o Fantasía, un teatro enorme de Chapinero y un recreo entre películas, o entre cortos y película. Creo que también se fumaba en la sala, pero no sé. Sólo sé que había mucha gente en un sitio oscuro, reunida, pero sin conocerse, y buscando lo mismo, como en una iglesia o en Encuentros cercanos del tercer tipo.

2. ¿Cuáles son las películas de su vida que puede comparar con (haberlas visto fue para usted) un gran evento como la primera comunión o la graduación o el matrimonio?
Estos eventos tan oficiales no me parecen. Más bien sería como cuando uno se enamora, una y otra vez. Las películas que caen dentro de esta categoría y que me cambiaron mucho, mucho mi idea del cine son: Singing in the Rain, Ciudadano Kane, Goodfellas, Almost Famous, Vertigo y Psicosis, El Graduado, una que se llama Poliéster y que es muy rara, The Sound of Music (que me ha impresionado las treinta veces que la he visto) y Amelié, no puedo negarlo.

3. Si acabara de conocer a alguien que ve pocas películas, y quisiera presentarse como es, ¿qué películas lo pondría a ver con usted?
Es claro que cada momento de la vida significa películas diferentes, pero en este momento, si quisiera presentarme como soy tendríamos que ver toda la serie de Indiana Jones, Amélie, María Antonieta, Almost Famous y Garden State (estas cuatro en una sola sentada), L.A Story, The Apartment, Funny Face y Charade. Increíblemente femenina mi elección. No quisera que se me quedara nada por fuera... ahhhh, Stranger than Fiction y Love Actually.

4. ¿Cuáles son sus películas malas favoritas, es decir, cuáles son sus principales placeres culposos del cine?
Pues me gustan las de los Ángeles de Charlie. Y me gustan las biografías que pasan por los canales de cable... como de Jerry Lewis, de Jimmy Hendrix, películas hechas para televisión, pero de biografías.

5. ¿Por qué no puede dejar de hacer cine? O: ¿por qué no puede dejar de ver cine, de escribir sobre cine, de escribir cine?
Porque no vale la pena renunciar a esos momentos en los que uno se puede esconder en alguien más. Porque es bonito vivir cosas a través de los demás y porque muchas veces es la mejor compañía y lo que más me sorprende.