lunes, 20 de abril de 2009

Munich

De repente, ya estoy allá.

4 comentarios:

natalia dijo...

¡Excelente! Pero... ¿qué voy a hacer sin ti? Me voy a aburrir como una ostra... Necesito que nos riamos antes de que te vayas todo lo que no nos vamos a reír juntas en tres meses.
Te quiero y ya te extraño.

natalia dijo...

Yo creo que el húngaro se va a enamorar de la columbiana (porque ahí dice que eres de Columbia)

ángela cuartas dijo...

Me alegra que no seas tan supremamente ñoña como tus compañeros. Qué felicidad, Caro.

Color Entropy dijo...

Tan lindas las dos. Las quiero.

Estoy nerviosa pero feliz. Y tengo que ser muuuuuy ñoña, nada de húngaros.